CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

MI BLOG...

Mi blog es como un retazo de mi piel que quiere llegar a ti y a los tuyos.
Que sepas lo que íntimamente vivo en lo apartado de la gran ciudad.
Lo que me mueve en mi parte sensible como a todo ser humano.
Conoce mi manera de ver, sentir y pensar.

Visítalo cada cierto tiempo, léelo, disfrútalo, escribe tus opiniones,
sugiere secciones y reenvíalo a todos tus amigos y familiares.


Ayúdame a saber que tiene sentido lo que escribo…todo depende de ti…y de los tuyos.

Muchas gracias.

FACEBOOK EB

FACEBOOK EB
VISITA EL FACEBOOK DEL ARTISTA. CONOCELO, HAZ CLICK EN IMAGEN.

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO
CONOCE "EL RETABLO MAS GRANDE DEL MUNDO" ( RECORD GUINESS). HAZ CLICK EN LA IMAGEN

BLOG EBARTSHOP

BLOG EBARTSHOP
SI QUIERES ADQUIRIR UNA OBRA DEL ARTISTA CONÓCELAS AQUI, HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

BLOG TODO BATIK

BLOG TODO BATIK
Visita e informate de las técnicas del batik. HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

SEGUIDORES

miércoles, 22 de marzo de 2017

FACEBOOK: LO BUENO Y LO MALO









FACEBOOK: LO BUENO Y LO MALO






Todos esperábamos que el mundo cambiara poco a poco para sorprendernos. Pero, nadie imaginó que dentro de tanta contaminación de inalámbricos, digitales, remotos y tantas palabras ahora familiares, se nos mostrara la verdad de un mundo que a medida que se formaliza en ciencia, pierda lo que de humano aún nos queda.



La ciencia va matando románticos esquemas que convierte en pasado, para presentarnos atrevidos avances que los ubica en el presente y nos va preparando para “cambios y mejoras” en el futuro. La ciencia agita nuestra mente y nuestra conciencia. En segundos hace el esfuerzo por meternos como usuarios de un esquema que no terminamos de comprender pero lo consumimos, lo usamos. La ciencia se aleja del corazón y los sentimientos, para meternos en su bolsillo, que usureramente nos presentan una serie de aparatos que costando mucho, nos embarca hacia el futuro y la globalización.



Ahora entendemos que el internet ha servido para reencontrarnos con nuestra familia y amigos del pasado. Hablamos de 10, 20, 30, 50 o 60 años atrás. Hemos resucitado a través de las redes sociales a quienes formaron parte de nuestra juventud, a quienes sin recordar por qué y dónde, se alejaron de nuestras vidas, o nos alejamos nosotros de las suyas.



Me agrada la idea que ahora todos nos hemos convertido en literatos creativos para escribir las más internas manifestaciones de poesía. Otros, toman dichos y lemas ajenos y los presentan como propios, en una suerte de coladera literaria donde muchas veces no entendemos ni lo que colgamos en la red.



Ahora podemos agitar en el aire entrelazados sentimientos de afecto o hacer gala de la frivolidad tan propia de los peruanos de siempre. Podemos navegar en nuestra computadora u ordenador, laptop,  tablet  o celular, con la misma tranquilidad con la que Cristóbal Colón se lanzó al océano…y  descubrir lo inimaginable, lo corrupto, lo espiritual, lo científico, lo que suena a chisme barato, o lo que motiva nuestros más bajos instintos.



Ahora podemos escribir todos los días, colgar fotos, hablar a largas distancias, contactarnos con nuestros pares en algún lugar del planeta, vernos físicamente a través del Skype, u ocultar nuestra esencia de persona a través de un anónimo personaje, que persigue a jovencitos incautos para meterlos en el mundo del vicio y de prostitución.



Pero también podemos acercarnos a mensajes religiosos, donde la fe traspira olor a santidad, y convertir nuestra y la vida de los demás, en un jardín florido de espiritual perfume. Una buena manera de dar a conocer nuestras creencias religiosas, nuestra pública fe, ajena a las blasfemias y exclamaciones de fanatismo negativo por siempre. No abusemos en el internet de los mensajes espirituales que suenan como cuento, y apaga toda luz de fe.



Me apena ver en internet las fotografías de platos de comida que se va a consumir, como si a los demás nos interesa entender que muchos en el planeta jamás comen. Me parece antiestético aún, ver los platos vacíos. Me llama la atención que las jovencitas se fotografíen en poses de bataclana mostrando la intimidad de sus formas, como si se ofertaran al mejor postor. No entendiendo que el amor llega calladamente siendo “natural”, no transformándose en lo que se supone no se es.


Me parece el facebook una vitrina buena para invitar, sorprender, halagar, conmover, aplaudir, y establecer eslabones de amistad entre los amigos y la familia. No es un lugar parta insultar a las personas, ni publicar asuntos íntimos de pareja.



Y a los que quieren sorprendernos con sus publicaciones obscenas, vulgares, insultantes, grotescas, sin nivel…pedirles por favor que entiendan que también ingresan al internet niños, adolescentes y personas cuya moral no es una tortura sino una caligrafía correcta  que engrandece su espíritu y protege su mente.



domingo, 12 de marzo de 2017

EL INICIO DE LA FE









EL INICIO DE LA FE





Mi cerebro está allí y surgen las ideas. No los veo, pero sé que existen. Dios está allí, no lo veo, pero lo siento en mis actos, los que quieren expresar como una cascada, lo que he aprendido del lado bueno de la vida. Se cree en Dios por convicción y no necesitamos verlo porque existe. Creer sin razonar, es el principio de la fe.



Hay una fe religiosa inculcada desde la niñez. Otras, son decisiones que se toman cuando adulto, al no estar satisfecho con la que se profesa. La fe es la decisión que finalmente toma cada quien para adquirir y practicar determinados ritos, costumbres, oraciones, etc.



El hombre en un principio tuvo como propia la “religión del miedo”. Temía a las poderosas fuerzas de la naturaleza porque eran reales, las veía y vivía. Así conoció el rayo, la tormenta, la sequía, y otras calamidades y aprendieron a rendir culto al sol, la luna, las estrellas, el agua, la tierra sometidos por un profundo temor. Eso explica claramente el culto ejercido por los pueblos de los primeros siglos de la humanidad, incluyendo a nuestras culturas andinas. Esos “dioses” han sido loados y representados de mil maneras para marcar su poderío y su intervención de bien o mal sobre los seres humanos.



Con el tiempo apareció la “religión del dogma” totalmente autoritaria, donde no hay salvación fuera de esa religión. Así creen los cristianos, islámicos, mahometanos, budistas y otros grupos mayoritarios en creencia de fe.



A tiempo a llegado la “religión del espíritu” que no se acoge a ninguna institución religiosa y trata en lo posible de hacer cada cual su propia búsqueda, filosofía y decisión, aunque no expliquen las bases en las que se cimenta su creencia.



El hombre siempre ha sido un descontento frente a dios. Un retador del poder divino, un creyente permanente de que dios no existe y solo existe el hombre. El hombre considerando sus imperfecciones, taras, sacrilegios, fanatismo, deshumanizando cualquier principio de fe en un ser superior.



Hay quienes apuestan por la desaparición de las religiones y quienes creen que la fe religiosa es inútil frente a las plagas, enfermedades incurables, deficiencias físicas y mentales en el hombre. Hay quienes hacen de sus costumbres buenas o malas, su propia religión. Por ello el adulterio, el abuso sexual, la sodomía, el robo, la estafa, la mentira, el asesinato y tantas negativas expresiones del hombre hoy, y del hombre de todas las épocas.



Solo nos toca vivir públicamente una vida no secreta sino pública en nuestros actos, dominando nuestras pasiones, enseñándonos a creer y crecer como seres civilizados. Debemos envejecer siendo modelo de los mecanismos religiosos que nos hacen mejores personas y superiores seres humanos. Cuesta creer que seamos solo un pequeño grano de levadura cárnica en el universo gigantesco. Y Dios está allí, para transformar nuestro esfuerzo y nuestra lucha para seguir creyendo.